lunes, 9 de agosto de 2010

HISTORIA Y EVOLUCIÓN DE LA TECNOLOGÍA EN VENEZUELA DESDE 1956 HASTA EL 2010.










Facilitador: LICDA: Nasaria Rey
Participantes:
Chacón Durán Daisy Carolina
Chacón Durán Mervis Josefina
Cisneros Rey Carlos Eloy
Camargo Nicasio
Vera M. Sigil A.
Medina M. Denys





En toda la historia de la humanidad, el hombre ha procurado garantizar y mejorar su nivel de vida mediante un mejor conocimiento del mundo que le rodea y un dominio más eficaz del mismo, es decir, mediante un desarrollo constante de la ciencia y la tecnología. Estos métodos Juegan un papel fundamental en el desarrollo socioeconómico de cualquier país, a la par que constituye un elemento inseparable de la cultura de los pueblos.

Después de la muerte de de José Vicente Gómez en diciembre de 1935, el mandato es asumido por Eleazar López Contreras quien tuvo que iniciar un nuevo estilo de gobierno, cuyas normas se encuentran condensadas en el Programa de febrero de 1936; en este documento que no fue sólo un proyecto político sino que en la práctica se constituyó en un programa de acción, López Contreras propuso sus políticas para modernizar a Venezuela, combinando la reforma política moderada, acompañada de reformas sociales basadas en soluciones técnicas destinadas a lograr las bases de una sociedad del siglo XX.

Para lograr este proyecto necesitaba crear nuevas entidades, así como congregar a profesionales universitarios y técnicos quienes estarían a cargo de diseñar y poner en prácticas las diversas soluciones técnicas, pero como para este periodo el país no contaba con tal preparación opto por enviar al exterior a jóvenes universitarios y técnicos de ambos sexos a fin de completar su formación en áreas que eran de interés para el Estado.

El Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), es el más grande de los organismos adscritos al Ministerio del Poder Popular para la Ciencia y Tecnología (MPPCT). Sus inicios se remontan a la primera mitad de la década de 1950, cuando por iniciativa del gobierno de Marcos Pérez Jiménez se desarrolla el proyecto que le propone Humberto Fernández-Morán al Ministerio de Sanidad de instalar un modernísimo Instituto Venezolano de Investigaciones Neurológicas y Cerebrales (IVNIC) en los altos mirandinos, muy cerca de la población de San Antonio de Los Altos.

El IVNIC existió y operó exitosamente durante tres años (1956-1958), destacándose su papel pionero en el desarrollo científico y tecnológico de la microscopia electrónica, y en estudios estructurales fisiológicos del cerebro.
Ante el cambio de gobierno de 1958 y las presiones políticas consecuentes, Fernández-Morán sale de Venezuela transfiriéndole la dirección del instituto a Marcel Roche. En 1959 la directiva del IVNIC propone ampliar la visión y misión del instituto, y es de esta manera que el gobierno nacional decreta la eliminación del mismo, creando en sustitución el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas, al cual se transfirió el patrimonio material del primero. El IVIC se mantuvo adscrito al Ministerio de Sanidad y Asistencia Social hasta la creación del actual MPPCT en 1999.

En 1960, bajo la dirección de Roche se terminó en el IVIC la construcción del reactor nuclear experimental RV-1, cuyo proyecto e inicio data de 1956. La puesta en marcha de un reactor experimental en Venezuela significó un hito histórico para la ciencia latinoamericana y desde entonces el reactor se convirtió en un icono emblemático del instituto y del carácter avanzado de la actividad científica que siempre se ha desarrollado en las instalaciones del IVIC en Altos de Pipe. Por instrucciones del ejecutivo, a principios de la década actual el RV-1 fue transformado –reversiblemente- en una planta de irradiación de rayos Gamma (PEGAMMA), a través de la cual el instituto, de manera muy exitosa, presta servicios de esterilización microbiológica de alimentos, materiales quirúrgicos y otros.

En los comienzos de su institucionalización, la política científica y tecnología a venezolana centraba su interés y sus esfuerzos en el fomento de la ciencia básica. Posteriormente se aprecia un giro hacia la ciencia aplicada. Un poco después en los años 60 se crea el Concejo Nacional de Investigaciones Científica y Tecnológica (CONICIT), origen del actual Ministerio de Ciencia y Tecnología, fue creado por el ejecutivo nacional en 1967 con objetivos similares a los organismos ya existentes en los Estados Unidos y Europa. Este organismo empezó a funcionar 2 años mas tarde para impulsar los objetivos de: “promover el desarrollo de la ciencia y tecnología en Venezuela y asesor en dicha materia de los órganos del poder público nacional”. Para lograr esos objetivos definió políticas de desarrollo y creo programas de becas para estudio de posgrado. Para la década de los 70 el desenvolvimiento institucional de la ciencia y la tecnología se dio a partir de la creación del Conicit en el año 1969 y su desarrollo en la década de los setenta, en esta década se dieron algunos avances y logros, pero también el germen de algunos de los fracasos de la política publica para la ciencia y la tecnología nacional comienza a ser incorporado a los programas electorales, en particular a la campaña electoral. Años más tarde se da el plan nacional de ciencia y tecnología para la década de los 80 cuya propuesta central nace en el plan de desarrollo 1985 – 88 consistente en la regionalización y descentralización de las políticas publicas, pero en los años 80 se produjo una prolongada desinversión de la ciencia y la tecnología. En los años 90 se crean una agendas de investigación se instrumento el programa Bolívar para la innovación tecnológica, con el objetivo de impulsarla para la cooperación entre empresas y centros de investigación, ya para el año 2000 se caracteriza por un gigantesco y acelerado desarrollo en el ámbito de las tecnologías de la información y el impulso de programas tales como creación de una serie de infopuntos, computadoras con Internet gratuito que permiten a los ciudadanos acceder a su derecho constitucional de las (TIC). Igualmente, se ha garantizado el derecho a las tecnologías con los infocentros, se ha implementado una fábrica venezolana de computadoras bolivarianas, al igual que las Fundaciones para el Desarrollo de la Ciencia y Tecnología (Fundacites) a lo largo de estos 10 años se han creado tantos Fundacites como estados tiene el país, se creó un Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit) para financiar proyectos científicos, se construyó, en colaboración con la República Popular de China, el primer satélite venezolano, se estableció la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (Abae) y se organizó la Misión Ciencia. Del mismo modo, se han organizado dos expediciones de científicos venezolanos a la Antártida para recolectar información sobre las consecuencias del cambio climático. Con todo esto se logra que las comunidades organizadas se apropien de la tecnología y les sirva de base para el desarrollo tecnológico.

Los indicadores del sistema de comparación con los recomendados por la UNESCO o con los países desarrollados son muy bajos, en efecto las fracciones del PTB gastadas en Venezuela para las actividades científicas y tecnológicas, aunque creciendo en los últimos veinte años aun es de 0,4 % en comparación con el 1% recomendado por la UNESCO o del 2% en varios países desarrollados. El número de investigadores por 10 mil habitantes no supera en Venezuela a 3 mientras que la cifra recomendada por la UNESCO es de 10 y en los países desarrollados es de 25 a 60.

El costo de la importación de tecnología puede estimarse como la contra prestación autorizada por la Superintendencia de Inversiones Extranjeras en los nuevos contratos de tecnología. Esta subió desde 40,5 millones de bolívares a 515,5 desde 1976 a 80. La industria fue la mayor negociante y los países oferentes fueron: Estado Unidos, Suiza, Francia e Italia principalmente.

La estructura organizativa del sistema en Venezuela tiene el más alto nivel político: un Ministerio de Estado para la Ciencia y Tecnología con la responsabilidad de dirigir el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas. (CONICIT).

En el I Congreso Nacional de Ciencia y Tecnología en 1975, el Ing. Roberto Salas Capriles presentó un trabajo de recopilación titulado “100 Tecnologías Desarrolladas en Venezuela” con el propósito de demostrar, a pesar de la insuficiencia del sistema científico y tecnológico, que habían desarrollado un conjunto de tecnologías propias. No hay duda que en unos casos se trataba de adaptaciones pero en otros fueron verdaderas innovaciones. En 1978 el mismo autor escribió un libro titulado: “200 tecnologías desarrolladas en Venezuela”, y en estos momentos se imprime el que se titulará “500 tecnologías desarrolladas en Venezuela”.

Del último publicado extraemos la siguiente información:
Los desarrollos tecnológicos fueron clasificados así: a) desarrollos empleados en la manufacturación de productos b) desarrollo utilizados en procesos industriales o en la manifactura de maquinarias y equipos; c) trabajos de investigación aplicada que podrían ser incorporados al proceso productivo (tecnologías potenciales).

Algunos ejemplos significativos del primero tipo son: pintura antillana, resina alcrilada, agradados artificiales livianos de arcilla expandida, agregados densos artificiales de arcilla, ladrillos de escoria, frenos de seguridad, taxímetro electrónico, central telefónica electrónica automática y cuchillas de diamante.

Ejemplos del segundo tipo son: recuperación de lingoteras, medidor de dispersión y trafico telefónico, contestador automático de pruebas templador de vidrio plano de gran dimensión, quilotina y reactor químico continuo de alta presión.

Ejemplos del tercer tipo son: creación híbridos de maíz, creación de cultivares de polinización no controlada, desarrollo del pasto deshidratado, proceso de desconchado continuo del ajonjolí, y prolongación de la vida de frutas tropicales.

Ejemplos del cuarto tipo son: empleo de la harina de coco en formulaciones de caucho, aplicación de micro computadora al desarrollo de la telefonía, sistema de control para vehículos de transito rápido, reloj de oscilaciones de fluido, obtención de proteínas a partir del gas – oil y regletas telefónicas.

El Estado venezolano ha incrementado la inversión en ciencia y tecnología, incluso, Venezuela invierte en al materia tres veces más que cualquier otro país de América Latina, según sostuvo el ministro del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias según Jesse Chacón.

Refirió que en 2005, cuando se aprobó el mecanismo de financiamiento de la investigación por dos vías: la de inversión y la del aporte, Venezuela dejó de ser un país que invertía históricamente entre 0.3% y 0.5% del Producto Interno Bruto (PIB) y pasó en 2006 a invertir 1.74%, y en 2007, 2.69%.

Venezuela solamente invierte menos en ciencia y tecnología que los países nórdicos, Suecia, Suiza, Noruega, Finlandia, que invierten cerca de 3.2% o 3.4%, y Japón y Corea, con 3.5%.

El impulso que están dando a un nuevo modelo científico-tecnológico, que pretende que la investigación esté en función de la gente, sobre la base de las necesidades de la sociedad venezolana.

Explicó que el modelo tiene un alto componente de capacitación, que ha permitido subir el número de investigadores y cuenta, además, con una gran inversión por parte del Estado, que debe culminar en un proceso industrial.

Chacón también aclaró sobre los recursos para que las universidades hagan sus investigaciones que se han otorgado 336 millones 333 mil bolívares fuertes, que se han dirigido vía inversión a las universidades venezolanas en el contexto de la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Precisó que las que más han recibido son la Universidad Central de Venezuela (UCV), con 66 millones de bolívares fuertes; la Simón Bolívar, 62 millones bolívares fuertes; la Católica Andrés Bello, con 45 millones de bolívares fuertes; la Universidad de Falcón, con 35 millones de bolívares fuertes y, la de Carabobo, con 17 millones de bolívares fuertes.

“Habría que investigar si esos montos no se han quedado en la burocracia administrativa que existe en las universidades”, dijo.

Recalcó que estos recursos son presupuestarios que nunca en la historia recibieron las universidades de Venezuela y, además, no hay ningún tipo de direccionalidad de estos recursos otorgados, por lo que anunció que van a iniciar un proceso de investigación.

Asimismo, informó que de 1999 a 2010 Venezuela ha pasado de 1.689 de investigadores inscritos a 6.038 investigadores, es decir, se ha más que triplicado el número de investigadores inscritos en el Programa de Promoción del Investigador (PPI).

Sobre las publicaciones, Chacón señaló que se ha incrementado el número de revistas nacionales sobre las internacionales: La relación al inicio del Gobierno era de 1 a 1 y ahora es de 3 a 1, a favor de las revistas nacionales.

Acerca de la existencia de Centros Tecnológicos Comunitarios de Investigación, apuntó que actualmente hay 3.187, la gran mayoría de ellos gratuito.

Cantv: Por otra parte Chacón informó que la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv) tiene proyectada una inversión en el país para finales de 2009 de mil 200 millones de dólares.

La Cantv, cuando estaba en manos privadas, tuvo una inversión promedio anual de 350 millones de dólares pero, actualmente ya nacionalizada, la empresa invierte en el país 800 o 900 millones de dólares promedio y está obteniendo rentabilidad por encima de la Cantv privatizada, precisó.

Sobre las telecomunicaciones precisó que, entre el primer trimestre de 2008 al de 2009, el crecimiento de suscriptores de telefonía local ha aumentado a un millón 300 mil, 26,5%; en telefonía móvil, 13,5%; en Internet, 49,2%, y en televisión por suscripción, 15,8%.

En telefonía fija local, la penetración es de 24%, lo que coloca a Venezuela como segundo país en América Latina, después de Uruguay.

El Estado, al recibir a Cantv en 2006, la penetración fija era de 15,4%. De esa penetración, 80,4% del mercado es de la telefónica nacional y el resto, 19,6%, se reparte en el sector privado.

En telefonía móvil, la Cantv tiene 99% de penetración. En 2006 era de 66% y de ese 99%, la telefónica nacional lidera por medio de Movilnet con 43,2%
también indicó que, a abril de 2009, van 12 millones 227 mil 39 suscriptores, con una proyección al cierre de 2009 de 12 millones 800 mil, cerca de 13 millones".

Sobre acceso a Internet, la cifra actual es de 27,04, mientras que en 2006 era de 14,5%, lo que ubica a Venezuela en promedio regional de penetración de Internet.

De esa cifra, 90,3% del mercado lo lidera Cantv, con proyección a finales de año de tener un millón 300 mil suscriptores.

Satélite Simón Bolívar Acerca del satélite Simón Bolívar, el ministro ratificó que está en perfecto estado de funcionamiento e informó que se han conectado ya 737 antenas y esperan llegar a finales de este año a tres mil antenas.

“Somos el único país de América Latina que opera un satélite, además que es el único satélite que tiene una capacidad en banda KA, que hoy lo hacen sólo los países desarrollados, lo que nos va a permitir, por ejemplo, que los Infocentros tengan una velocidad y acceso agradables que no lo dan las empresas privadas”, explicó.

Además, el titular resaltó que están desarrollando un proyecto para que Venezuela produzca sus propias antenas.

Sobre la televisión digital, Chacón señaló que Venezuela hizo ya su evaluación técnica, por lo que informó que estuvieron en Brasil, donde hay un despliegue importante de este tipo de sistemas y tienen proyectado visitar Japón, el mes próximo.

Finalmente llamó a entablar una nueva relación entre el Ministerio y los medios de comunicación, a quienes invitó a comunicarse directamente con el organismo para obtener información sobre ciencia y tecnología, y de este modo poder dar datos fidedignos y evitar las matrices falsas.

La importancia del papel que deben desempeñar la ciencia y la tecnología es cada vez mayor. La evolución de las sociedades modernas requiere, de manera fundamental, la incorporación de los resultados obtenidos por la investigación científico-tecnológica. Es posible observar, en este sentido, como dentro del pensamiento económico contemporáneo hay una señalada tendencia que asimila el crecimiento a un proceso de constante transformación de las tecnologías disponibles y usadas en la actividad productiva. Igualmente, la importancia que las teorías tradicionales concedían a la acumulación del capital ha ido cediendo su lugar, poco a poco, al énfasis puesto en el cambio tecnológico. Diversos estudios llevados a efecto en distintos países industrializados permiten concluir que la influencia causal de la acumulación de capital y del aumento de la fuerza de trabajo en el crecimiento económico de esas naciones, no ha sido tan determinante como la influencia de las transformaciones experimentales a nivel de la productividad debido a la continua incorporación de innovaciones tecnológicas.
La sociedad venezolana se desenvuelve ligada en determinado grado a la evolución de la ciencia y la tecnología, esto es, requiere de la incorporación de los resultados obtenidos por la investigación científico-tecnológica a fin de poder marchar dentro del tipo de desarrollo que tiene trazado. Nuestro problema de estudio es determinar cuál es el papel que juegan la ciencia y la tecnología nacionales en relación con otras actividades socio-económicas y a la sociedad global. Para llegar a ciertas conclusiones se parte de la idea de que la ciencia y la tecnología nacionales tienen una posición, una función y una significación, derivadas de la situación global del país. Es decir, se piensa que el tipo de relaciones que se establecen entre la actividad científica y otras actividades sociales impiden o limitan el desarrollo de la ciencia y su incorporación en la sociedad.

El Portal para la Popularización de la Ciencia y la Tecnología de Venezuela
Ofrece contenidos y servicios de información concebidos para satisfacer las necesidades informativas de todo el pueblo venezolano, y constituye también una puerta de entrada a los portales de ciencia y tecnología de los países miembros del ALBA.

La Tecnología no solamente invade toda la actividad industrial, sino también participa profundamente en cualquier tipo de actividad humana, en todos los campos de actuación. El hombre, moderno utiliza en su comportamiento cotidiano y casi sin percibirlo una inmensa avalancha de contribuciones de la Tecnología: el automóvil, el reloj, el teléfono, las comunicaciones, entre otros.

Es indudable que la tecnología ha servido para que las guerras sean mucho más calamitosas todavía, ya que afectan a todo el mundo, y no solamente a los civiles sino también a los neutrales y a los pueblos primitivos. La violencia y la delincuencia también se deben simplemente a la tecnología.

Existe una fuerte dependencia tecnológica característica del desarrollo económico y social del país. La demostración de esto proviene de la desvinculación entre la oferta interna de tecnología con el aparato productivo del país y más aún con la inadecuada e inoportuna oferta ante las necesidades socioeconómicas del país.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. ¡Buenas noches! ¡Felicitaciones al grupo por cumplir con la actividad asignada y mostrar lo referente a Ciencia y Tecnología desde 1956 hasta nuestros días!

    Atentamente,

    Facilitadora: Lic. Nasaria Rey de Cisneros.

    ResponderEliminar